Roll de calabacín relleno de pavo, queso y brotes

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y ralla un calabacín con la ayuda de una mandolina o rallador (si lo haces con antelación y no vas a formar el rollito nada más hacerlo, déjalo escurriendo en un colador, ya que el calabacín suelta mucha agua).
  2. En un bol, pon los huevos y bate. Añade el calabacín rallado, la mozzarella rallada y la sal y la pimienta al gusto. Mezcla todo bien hasta integrar. Extiende sobre una bandeja de horno con papel vegetal hasta que quede una lámina uniforme. Hornea durante 20 minuros hasta que quede doradito y compacto todo.
  3. Saca y deja unos minutos enfriar antes de rellenar. En este caso te proponemos hacerlo con queso, pavo, brotes y aguacate. Enrolla para dar forma de rollito o roll y corta con un cuchillo bien afilado. Lo puedes guardar en la nevera o comerlo al momento.

 

¡Recuerda que puedes siempre reemplazar ingredientes por aquellos que se adapten a tus resultados! En este caso, puedes realizar la preparación con otro tipo de huevos (por ejemplo de codorniz, si puedes y así lo deseas). Además, puedes escoger utilizar otro tipo de queso. Elije los rellenos que más os gusten a ti y a tu familia para darle un sabor único.

INGREDIENTES

(Para dos personas)

2 Huevos
1 Calabacín mediano
50 g mozzarella rallada
Sal y pimienta negra al gusto
Para el relleno:
Queso havarti
Pechuga de pavo
Canónigos y rúcula