Mousse de chocolate vegana

  1. Refrigera la leche de coco al menos una hora para que esté fría, mejor dos.
  2. Abre la lata y, si el líquido aparece arriba, vacíalo con cuidado aparte. En caso contrario, vacia todo el contenido en un recipiente, suavemente, separa el agua (no tiene que ser una separación perfecta) y guárdala para beberla o usar en otra receta.
  3. Bate la nata de coco con batidora de varillas, empezando a potencia baja y subiendo a media-alta, varios minutos hasta que espese y vaya cogiendo volumen. Si se calienta, enfría una media hora y sigue batiendo de nuevo.
  4. Añade el cacao tamizado y mezcla a mano ligeramente, para que no salga volando al batir. A continuación, vuelve a batir con la batidora, de nuevo empezando a velocidad baja, hasta integrarlo por completo. Agrega ahora los ingredientes opcionales (vainilla, edulcorante…) y bate un poco más. Reparte en vasitos o cuencos y sírvelo al momento o refrigéralo.

Opcionalmente, si tienes leche de coco extra, puedes coronar cada vasito con una cucharada, esta vez agitando el bote entero para combinar la parte grasa con el agua, dejándola más cremosa. También puedes usar yogur natural espeso, tipo griego (auténtico) o yogur vegetal. Si tu dieta te lo permite, puedes servirla con frutos rojos frescos, como fresas o frambuesas. Si quieres un contraste crujiente, nada como un puñado de frutos secos ligeramente tostados. Si no, hilos de chocolate de gran porcentaje de cacao (aquí debes tener en cuenta los ingredientes, como la leche, la vainilla, etc.)

INGREDIENTES

(Para 6 unidades)

1 (400 ml) lata de leche de coco
20 gr de cacao puro en polvo sin azúcar
Edulcorante líquido al gusto
Vainilla en polvo o molida o líquida, opcional