Espesante sintético y gelificante. Se emplea para modificar la densidad y la textura original de ciertos alimentos. Se obtiene mediante la fermentación de glucosa extraída del maíz, trigo, lactosa o soja con bacterias de la familia Xanthomonas.
Se utiliza en postres, yogures, natillas, flanes, gelatinas, quesos fundidos, embutidos, salsas, mayonesas, aderezos para ensaladas, cremas, sopas, arroz cocido, tomate frito, harinas, tortillas de trigo, patatas fritas, frutos secos, leches, batidos, horchata, zumos, jugos, productos helados, bizcochos y pasteles.
También se usa como espesante de cocina y para fabricar productos para celiacos.